viernes, 15 de mayo de 2009

Análisis del libro: ¡ A todo Vapor ! Ken Blanchard

El libro de Ken Blanchard títulado ¡A todo Vapor! Es una lectura que nos hace reflexionar acerca de la visión, pues para que la empresa tenga fuerza plena es necesario que los líderes sepan como formular una visión que tenga en cuenta expectativas y sueños.
La Historia de Jim y Ellie nos lleva de la mano para saber la manera en que se formula la visión y misión de la empresa haciendo un acercamiento a la propia. Todos debemos de iniciar con un propósito que nos de los elementos para saber por qué existimos y para que estamos, reconociendo realmente cual es el negocio.
De tal manera que nuestro propósito va guiado por nuestros valores que son creencias profundamente arraigadas de cualidades deseables. Definen lo que es correcto o fundamentalmente importante para cada uno de nosotros. Suministran pautas para nuestras opciones y acciones.
Los valores suministran la energía y el entusiasmo que les ayuda a las personas a sentirse comprometidas cuando surgen dificultades. Las personas aprecian sus valores y adoptan una actitud profundamente emocional al respecto. Cuando actúan de conformidad con sus valores, se sienten orgullosas de sus acciones.
Cuando los valores personales coinciden con los de la organización, hay más compromiso y más orgullo con respecto a la empresa y la calidad del trabajo mejora.
Los valores de una empresa dependen de cuál sea su negocio, ayudan a configurar una cultura que afiance su propósito y deben de hacerse en orden de importancia. Pero el propósito y los valores juntos no explican hacía dónde va uno. La visión se refiere a ir hacia alguna parte. Tiene que haber una noción de destino o dirección.
En la lectura nos hacen ver que un principio para acercarnos a nuestra misión es el poder de la imagen, funciona cuando uno se concentra en el resultado final, no en el proceso para lograrlo.
Por lo que al conjuntarse el propósito los valores y la imagen del futuro como elementos claves de una visión, podemos definirla como el saber quién es uno, hacia dónde se dirige y qué va guiar el viaje.
Llegando al final de la lectura se hace una reflexión de aprendizaje de nuestro pasado, planeando el futuro y viviendo el presente, en otras palabras se refiere a que debemos de vivir nuestra misión ahora.

1 comentario:

  1. Excelente aporte para los visionarios.. emprendedores , feslicitaciones Patricia.

    ResponderEliminar